miércoles, 30 de mayo de 2012

Koolhaas houselife

Aunque antiguo, de 2008, mi ignorancia había privado a este blog de este obligado homenaje a Tati. tuvo que encontrarlo Nerea para que os lo cuelgue aquí:



http://www.koolhaashouselife.com/




1 comentario:

  1. A mi me gustó mucho esta película. Recuerdo que las escenas con las goteras son muy divertidas. Supongo que queda claro que este tipo de obras-manifiesto son terrenales y no divinas, como las pintan a veces. Al final necesitan una serie de trabajadores que las cuiden a diario, muchísimo más que a una vivienda normal. Cualquier obra o institución humana no es más que la gente que le da vida (algo qu erepite siempre Ricardo Aroca).
    Lo que más me gustó de la casa es la idea del ascensor para el dueño original ,que era minusválido. Resulta que el ascensor de marras daba bastantes problemas...pero era un buena idea.
    No es una obra arquitectónica que yo admire, pero la película es totalmente recomendable.

    ResponderEliminar