viernes, 20 de enero de 2012

Un colegio sostenible de verdad

La noticia que ha conmocionado hoy al mundo junto con el cierre de Megaupload, es la foto de un chaval que saca a sus compañeros con mantas en clase. Todos hemos gamberreado en clase y la credibilidad de la foto es la que puede tener cualquiera de las denuncias que hicimos con la edad de este chico.
Pero yo quería ir a otra cosa. No me parece mal que, si esta sociedad no tiene dinero para calentar a sus alumnos, les sugiera usar mantas. ¿Quién dijo que la sostenibilidad era cómoda? La sostenibilidad obliga a vivir por debajo de 19º en invierno y por encima de 26º en verano, además huele mal y produce más enfermedades.
A mí me educaron en un colegio donde, si no había luz, se encendían todos los fluorescentes, si hacía frío, los radiadores. Si los radiadores se pasaban de rosca, abríamos las ventanas o nos poníamos en manga corta en pleno febrero. Como me educaron así, así he salido, irrecuperable. A los chavales de ahora hay que enseñarles que no todos los días se puede calentar el aula hasta permitirles quitarse el abrigo. Quizá haya que cambiar el programa y ese día toque educación física. Quizá, si tienen frío tendrán que dejar de estudiar y ponerse a montar un aislamiento extra en la fachada como parte del curso de tecnología. Vienen tiempos duros y me temo que confundimos el estado del bienestar con el estado del estar a gustito.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/01/18/actualidad/1326920835_128592.html

3 comentarios:

  1. Me parecen desafortunados los comentarios que haces sobre esta noticia. En primer lugar, dudar de la credibilidad del chaval autor de la foto y atacarle es poco ético. Como no nos gusta la realidad que cuenta el reportero, atacamos o silenciamos al reportero (lo mismo pasa en Grecia, donde los gobernantes banqueros qu etienen niegan que los niños se desmayan por hambre...pero se desmayan). Es lo que hacen las dictaduras. De hecho, es lo que le han hecho al chaval, pues le han expulsado "por desprestigiar la imagen del centro". Todo muy propio de Valencia.

    La sostenibilidad no tiene nada que ver con la miseria. Tú mismo indicas su acepción correcta: es no despilfarrar, y no estar en manga corta en invierno o con abrigo en verano. Pero de ahí a decir que un edificio sin calefacción de ningún tipo sea algo "sostenible", me parece un mundo, y un error. Quizá en valencia, con su clima más suave sea algo posible el ir a clase sin calefacción; no sé qué pensarían los alumnos de Vitoria, de Burgos o los de Madrid.

    Decir que no hay dinero para pagar la calefacción en una comunidad como Valencia, arruinada por obras inútiles como aeropuertos peatonales, copas américas, terras míticas y circuitos urbanos de Fórmula 1, amén de una corrupción a niveles inimaginables en un país serio (Fabra, Camps, Zaplana...)es una canallada. Hay que ser un cómplice de esos canallas para encima defenderlos o tragarse sus mentiras.

    Para terminar, creo firmemente que tenemos la obligación de dejar a nuestros hijos un mundo mejor que el que recibimos. Eso es progreso humano. Decir que se vayan a arreglar la fachada está muy cerca de decir que mejor que no estudien y se vayan a la mina, en imágenes similares a las de las novelas de Dickens. Parece que de repente fuéramos un país pobre, o un continente pobre, pero lo cierto es que hay riqueza y mucha, el problema es que está terriblemente mal distribuida. Para que unos puercos tengas cientos de millones de euros, resulta que la gente normal no puede tener ni médico, ni colegio, ni dignidad. ¿Es que estamos locos o qué? ¿En qué momento se ha claudicado y se ha perdido toda capacidad de razonar?
    En España nunca--NUNCA--hemos tenido nada ni cercano al Estado del Bienestar. Por lo tanto, NO podemos perderlo. Lo único que hemos tenido aquí son unos mínimos mecanismos de justicia social, imprescindibles para mantener los mínimos de la dignidad humana y evitar escenas bochornosas como ver seres humanos muriendo por un sarampión o una varicela. A este paso, las vamos a volver a ver. Somos el país de la UE-15 con menor gasto social. El profesor Viçens Navarro lo cuenta estupendamente en su blog:
    http://www.vnavarro.org/
    Yo no sé si con tanta presión mediática y tanto terror prpagado por los medios de cretinización de masas nos estamos volviendo idiotas o qué, pero un sistema económico incapaz de garantizar los mínimos de la dignidad para la población debería ser sustituido por otro sin perder un instante, porque riqueza en el planeta hay y mucha (hay están los datos del PIB mundial) pero está asquerosamente mal repartida.
    Lamento si he sido extenso y mi tono indignado, pero es que estas cosas son serias, y debemos empezar a tratarlas como tales, con información veraz y no contaminada con la mierda neoliberal que nos intentan meter hasta en la sopa.

    Si los niños tienen que ir al colegio sin calefacción, o si no pueden ir al colegio y tienen que ir a trabajar a la mina, sea, pero que los primeros sean los hijos de los banqueros. Entonces y sólo entonces se podrá decir que es algo inevitable y que no hay riqueza por ningún lado. Mientras no sea así (y nunca lo será) todo lo que se diga es pura MENTIRA INTERESADA para seguir haciendo ricos a los que ya lo son.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo anónimo, siento que la entrada a la que respondes me haya quedado tan borde. Tienes razón en atacarla, porque, en efecto, puede conducir a error.
      Me temo que compartimos posición en este asunto de lo-que-ha-pasado-en-Valencia. Si te he parecido un cómplice canalla, no puedo otra cosa que sentirlo... por mí, puesto que no es un papel que me guste. Siento que además te parezca que formo parte de la gente que se está volviendo idiota o qué.
      En efecto, el despilfarro de los últimos años, no sólo en Valencia, sino en todo el país, es un tema muy serio. Por eso hay que tratarlo con seriedad y por eso, en primera instancia, no creo que sea prudente dar credibilidad a cualquier denuncia como la que inició esta conversación. Una foto como esta no es un aporte necesario en el debate sobre la indignación por el despilfarro en aeropuertos prescindibles, grandes premios, derribos de barrios históricos. En mi opinión, sólo puede servir para desacreditar a los que como tú y como yo estamos contra ello. Por eso había una cierta crítica al tratamiento de la noticia.

      Mi entrada no quería ser otra cosa que una figura literaria que hiciese de la necesidad virtud y pusiese a los directores de instituto en la pista para sacar partido pedagógico de la penuria.

      Siento haber resultado irritante. Al menos esto ha servido para que, al releer mi entrada corrigiese su lamentable redacción y comprobase lo tontorrón que soy. También para aclarar a mi reducido pero fiel público que, pese a que en este blog pretendemos poner siempre una sonrisa sobre las cosas, estamos en el lado en el que siempre hemos estado. En el que hay que estar.

      Un abrazo y siento que algo en la configuración de mi blog te obligue a identificarte como anónimo. Eso habrá que solucionarlo para poder tomar una cañita y hablar más tranquilamente.

      Eliminar
  2. Bueno, acabo de releer todo el asunto. Creo que fui un tanto impetuoso, y que quizá no supe captar la crítica irónica subyacente en el texto original. Mis más sinceras disculpas. El problema es que se ha llegado ya a unos extremos tales de desfachatez e impunidad, que se dicen las mayores barbaridades (muchas de ellas criminales) sin pudor alguno, y sin ninguna responsabilidad ética, civil o penal. Como leí una vez: "la estupidez es algo termodinámicamente favorecido", pues decir una idiotez no cuesta nada, y probar que es mentira requiere esfuerzo y conocimiento. En este panorama, hay que proponerse firmemente no dar un sólo paso atrás y no aguantar tanta mentira interesada (espuria)junta. No al menos en ámbitos en los que somos un poco libres, como al leer blogs o prensa en internet (el mundo laboral ya es otra cosa, con sus esclavitudes).Este preámbulo es para explicar los motivos de mi respuesta, ya que quedé decepcionado al leer lo que me pareció una mentira neoliberal más, y que no encajaba con otras entradas que he leído en este blog. Debí releer la entrada con más atención, para captar la ironía crítica. No lo hice y lo lamento. Supongo que en estos oscuros tiempos (oscuros porque están siendo diseñados por unos pocos canallas para ser así, no por ninguna catástrofe natural como que se apague el sol o un meteorito impactando contra el planeta)en los que se difunden mentiras de un modo nunca visto, la sutileza es un arte perdido, pues ya tenemos las lanzas preparadas a la primera.
    Para terminar, aclarar que no te incluyo entre los "canallas" , y me disculpo de nuevo si he dado esa impresión. Eses seres (¿humanos?) son los que manejan las grandes finazas y a sus títeres políticos, condenando/condenándonos (ya va siendo hora de perder los miedos y usar la primera persona del plural, que la pobreza es algo que nos ronda a todos) a la miseria y al hambre a millones de inocentes.
    Casi me olvido de que, en mi "furor indignado", puse "hay" en vez de "ahí" en la siguiente frase: (hay están los datos del PIB mundial).
    Creo que es de Brecht la cita "son tiempos infames cuando hay que luchar por lo evidente". En esos tiempos estamos, pero ser consciente de ello es el primer paso para cambiarlos, ¡que se puede!
    Un saludo.

    p.s. lo de tomar una caña se puede hacer, por supuesto. Ahora es complicado porque estoy lejos, pero si me acerco por Vitoria algo se puede apañar. Gracias por la invitación.
    Y estupenda la cúpula de vuestra obra del polideportivo.

    ResponderEliminar