sábado, 14 de enero de 2017

La casa Guzmán

Sí teníamos dudas sobre lo que pasa con nuestra profesión en España, la tragedia de la casa Guzmán lo ilustra perfectamente. No gustamos, no gustamos ni a nuestros hijos. No dejo de preguntarme si el niño que miraba ilusionado desde el hueco en esquina sin pilar, el niño que era niño en el 72, como yo lo era, quizá de mi edad, el niño que tenía una ventana que hoy no cumpliría el CTE, no será hoy el propietario harto de arquitectura moderna que, quizá con saña, con hastío de diseño, perfección y belleza, de visitas de curiosos y pesados con cámaras de fotos, hablando todos en pretérito imperfecto y diciendo hueco rasgado y cubierta, ha tirado abajo el edificio que muchos hubiésemos querido que fuese albergue de nuestros recuerdos. 
Resultado de imagen de casa guzman
 
Si tras haber disfrutado de una casa así,
Resultado de imagen de casa guzman
 encargamos algo así
Resultado de imagen de casa guzman

es que la primera nos ha hecho mucho daño. Insisto, los arquitectos ya no gustamos. En España, hace tiempo que poca gente piensa en nosotros cuando va a hacer su casa, su despacho o su club de pádel. Y si hay un culpable, debemos de ser nosotros. Algo habremos hecho cuando no nos quieren.
Resultado de imagen de casa guzman

Y, si ampliamos la imagen de la nueva construcción...












...vemos el excelente aspecto de la obra: los contenedores, el montón de arena, el desorden general, la hormigonera de bolsillo, las mangueras. Los palets esperan una mañana fría para avivar la hoguera. Eso sí, la valla de obra bien forradita en verde. Una obra modelo.

Casa Guzmán
1972
Madrid

Empresas

Alejandro de la Sota

Publicaciones




Fotografía















No hay comentarios:

Publicar un comentario