miércoles, 15 de abril de 2015

Un ménsula, una rampa, unas normativas, un aeropuerto y un rato sin nada que hacer

Hace unos días esperaba el autobús de Vitoria en la T4 de Barajas.  La espera se hace junto a un residuo del emblemático proyecto. Me resultaron muy graciosos todos los detalles. Es lo que tienen las largas esperas, que dan para pensar.








No hay comentarios:

Publicar un comentario