lunes, 21 de abril de 2014

Los coches y el cine

Anoche vi la película de David Trueba Vivir es fácil con los ojos cerrados. Ya molesta un ocho y medio con cinturones de seguridad en 1966. Aunque los personajes no los usen, están ahí, colgaditos de los montantes que soportan la ventanilla trasera.
Pero lo que más me desagrada es el error repetido de usar matrículas troqueladas en esa época. Las matrículas con el texto impreso aparecieron en España en el 70 o 71, no recuerdo. En la red los datos que he encontrado van por ahí. Hasta entonces un SEAT 850 difícilmente podría llevar una matrícula así. De todos modos en el 66 no se habían matriculado aún 20.000 coches en Logroño. Pero con ese número redondito y fino aún menos.


La matrícula entoces era algo así:



Los números, más cuadrados, iban remachados.



003.JPG


Si bien estamos ya acostumbrándonos a ver películas de época con las aceras rebajadas y bolardos, esto de los coches es una constante y la matrícula troquelada sale hasta en la guerra civil. Sencillamente la industria del cine encarga una matrícula al mismo proveedor que hace las actuales. Una pena de descuido.

En lo sucesivo, sugiero al equipo de dirección artística utilizar estas páginas:

http://www.sme-matriculas.es/up1.html
http://www.milanuncios.com/otros-recambios/numeros-matricula-antigua-a-remachar-78984384.htm
http://foro850.mforos.com/
http://foro850.mforos.com/319151/9120038-vendo-matriculas-con-numeros-en-relieve-y-numeros-finos-pre-86/

Pongo en duda el color del coche también, pero esto lo imvestigaré con más profundidad.



Estaría próximo a este,



...pero yo me quedo con este verde, mucho más clásico. El de la película no le habría gustado ni a John Lennon.



No hay comentarios:

Publicar un comentario