viernes, 17 de enero de 2014

¿Qué fue de mis 700 créditos?

Esta noticia de El País ilustra un asunto que empieza a dar guerra y no tiene ninguna gracia:
http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/01/15/actualidad/1389819106_137480.html


Esto ya me lo había contado Víctor hace unos días:
http://blogs.elconfidencial.com/economia/valor-anadido/2014-01-07/los-ingenieros-de-caminos-espanoles-apestados-en-america_73395/#!

Como quiera que yo ando en convalidar mi título en Colombia, os iré contando cómo se me da. Mi objetivo inicial era poder llegar a firmar estructuras. Me temo que no va a poder ser.
Como habréis deducido mis lectores habituales (17 sois mis fieles) soy del plan 64/75. Solicité, tenía algún coste, un certificado a la ETSAM en el que me reconocían mi título y mi plan de estudios como máster en arquitectura. Si queréis os lo hacen en inglés. Si quería me hacían también un certificado de mis cursos de doctorado que fue hasta donde llegaron mis estudios, pero me temo que para poco me iban a servir. El documento que te dan es toda una descarga emocional, tiene un certificado firmado pro Mas-Guindal y luego los programas de los cursos y las asignaturas. Vienen tus notas con convocatorias. Me sorprendió, pensé que no había usado tantas veces febrero. Me había idealizado a mí mismo como estudiante.
Lo he mandado a Colombia y os contaré cómo avanza la tramitación.
Cuando hice la gestión en la ETSAM les pregunté si, por el mismo precio, nadie estaba pensando en otorgarnos el título de ingenieros de la edificación que, de hecho, somos los arquitectos del 64. No entendieron la pregunta. ¿Si eres arquitecto, para qué quieres ser eso? Pues, sí, lo quiero, para eso me curré unos 700 créditos en la escuela. Me temo que los arquitectos tampoco hemos peleado bien el asunto y me temo que este problema a pocos o a nadie importa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario