jueves, 31 de octubre de 2013

Fagor

Nada quiero añadir a la información que nos bombardea estos días. Este es un blog de arquitectura.
Y de buena parte del aspecto de Mondragón y de otras ciudades es responsable la vieja cooperativa.
Lejos quedan aquellos edificios en San Andrés:



El asunto fue poco a poco llenando el valle hasta colmatarlo:















Y esa arquitectura honesta, como le gusta decir a Javi, que caracterizó a las cooperativas de Mondragón desde sus inicios y de la que ya hemos hablado cuando visitamos Olandixo, es la seña de identidad del trabajo nuestra cooperativa LKS, que también salió de Fagor y a Fagor debe mucho o casi todo.

Estos meses he frecuentado, hasta el último día, la sede de Mondra, sufriendo con ellos el curso de los acontecimientos, mientras me enamoraba de la celosía tan pop de su fachada y hacía, espero, unos cuantos amigos de los que ahora me estoy acordando preocupado cada día:
http://goo.gl/maps/Ajbb9































Personalmente, de lo que más contento estoy es del almacén que construimos en Vitoria. Quizá fue la primera cosa grande que hicimos en la LKS alavesa. No quedó nada mal, entre otras cosas por lo pesado que se puso Jesús (de todos modos le quitaría la patita roja de la izquierda, pero me temo que no estuve suficientemente persuasivo):
http://goo.gl/maps/RY50l
















No importa lo que pase en los próximos días. Fagor no va desaparecer. De un modo u otro, somos muchos los que todavía trabajamos en las incontables cooperativas que nacieron en aquellos edificios de San Andrés, que seguimos trabajando en Fagor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario