viernes, 1 de marzo de 2013

La fábrica de Coreses

Me manda Merche esta noticia:

http://www.laopiniondezamora.es/comarcas/2013/02/27/alstom-cierra-definitivamente-planta-eolica-coreses-deja-calle-120-operarios/662557.html



Me han dicho que, en nuestra profesión, es duro cuando derriban por primera vez un edificio tuyo. No me ha pasado. Lo más parecido que he visto han sido añadidos horrorosos que han desvirtuado el trabajo y el cariño que puse en su momento. Esto de hoy es también duro. Duro, porque 120 familias se quedan en la calle. Duro porque, en cierto modo, hemos sido partícipes del gran engaño. En la isla de los juegos de Pinocchio en la que se convirtió este país, no sé si hemos sido los propietarios, pero sí cómplices. Años en los que no hicimos preguntas y construimos edificios. No importaba su destino o su viabilidad, no importaba si aquello hacía falta o no. Y ahora, aquello, se desinfla.
Os dejo las fotos de los días de la ilusión. Entonces, en los bares de Coreses, éramos los que estaban haciendo la fábrica de Mondragón. Y la verdad es que quedó bien la condenada. La presenté a los premios de  arquitectura del siglo XXI en Zamora. Pensé, una fábrica, sólo 10 años de siglo XXI y en una sola provincia, no puedo sino ganar. Pues no. Y me está bien empleado. Porque no pregunté cuando hice la fábrica si iba a durar no un siglo, sino al menos una década. Lo pasamos bien, entre botellines en el bar de las piscinas, comidas en aquella cueva, el sorprendente y desaforado bodas-banquetes El Convento...









https://plus.google.com/photos/112533451533305864858/albums/5850149110213178769

No hay comentarios:

Publicar un comentario