domingo, 20 de enero de 2013

Y dale con el plagio

http://inhabitat.com/developer-pirates-zaha-hadids-latest-design-in-china-and-copycat-may-open-before-the-original/



Como sabéis, la vida me ha hecho un experto en plagios desde que, hace ya más de un año, fui denunciado por unos compañeros. Como sabéis también, el caso concreto no puedo contároslo, puesto que no soy partidario de usar la red para airear las inmundicias y miserias de mi profesión, que nos han llevado a un más que merecido desprestigio social.



Lo que más me duele de estos asuntos es que, habitualmente, las denuncias por plagio entre arquitectos tienen que ver con lo más formal de nuestra profesión y aparecen, sobre todo, cuando los edificios se vuelven tan caprichosos e infantiles que pasan a ser demasiado comparables y reconocibles. Entretanto, la sociedad acaba pensando que lo que tenemos que ofrecerle son eso, formas caprichosas, pirulos varios y diferentes modos de deformar un paralelepípedo. Consideramos original y audaz a un arquitecto que propone un edificio con forma de butifarra o de zapato y, lo que es peor, plagiarios y delincuentes a los que repiten esa payasada.
No ha sido la práctica habitual en nuestra profesión patentar las formas, ni las soluciones, ni los detalles constructivos. Es obvio que, aquellos que han copiado mal, no han gozado del reconocimiento de sus colegas. Como también es conocido que, en las pocas denuncias de plagio, el denunciante ha sido el que se puesto en evidencia por lo necio de su actuación. Es lógico. Si lo que hago es una copia burda, tendré mi justo castigo sin necesidad de que me persiga el autor original. Si lo que resulta es una mejora sobre lo anterior, el denunciante sólo debería callar, pues será evidente que ha sido superado y seguir adelante sólo puede llevarle al ridículo.
Pero lo más grave es cuando lo que denunciamos es que nuestro edificio en forma de boniato ha sido copiado. Si ya es triste que yo me considere un genio por concebir boniatos, más lo es que persiga a quien los copie, conciba por su cuenta o le salgan sin querer, fruto del bombardeo de formas y de las capacidades de los programas que generan las formas al uso. De momento nadie ha tenido el valor ni la indecencia de patentar las formas, pero todo puede llegar, el hambre aprieta mucho en estos tiempos.
Y es en esta situación en la que alguien denuncia que unos arquitectos chinos han plagiado a Zaha Hadid. ¿Sus detalles constructivos?¿Su reflexión sobre la función de los espacios?¿Su ocupación en planta del lugar? ¿La delicadeza de la solución de proyecto en su entronque con el entorno urbano? Ni mucho menos, lo que han copiado ha sido las originales y sugerentes formas de los edificios y su posición relativa. Claro, que como son dos los edificios copiados y los de Zaha tres, pues tampoco queda claro.





Las imágenes de Zaha Hadid son más bonitas, lo reconozco. Como proyectos, ambos me interesan lo mismo, nada.
http://www.world-architects.com/en/pages/page_item/hadid-wangjing-soho-copy
http://www.obrasweb.mx/arquitectura/2013/01/04/los-arquitectos-piratas-clonan-la-obra-de-zaha-hadid-en-china



En los artículos que tratan el asunto, este de Wired, por ejemplo, se insiste mucho en que los "arquitectos piratas" van a acabar la obra antes que la original. ¿Y eso es importante? ¿Pero estamos locos?
Amigos lectores de este blog que no seáis arquitectos: Todos no somos así y, lo más importante, pese a todo, cuando vayáis a a hacer un edificio, contratad un arquitecto. Lo agradeceréis.


No hay comentarios:

Publicar un comentario