lunes, 10 de diciembre de 2012

Una ordenanza de cañas y zuritos para Vitoria ya

Empezó hace ¿dos años? No lo recuerdo bien. Quizá son ya cuatro. Hasta entonces, en Vitoria, se podía tomar una caña, 20, 25 cc de cerveza en vaso troncocónico o copa; pero también estaba el zurito, lo que en otros lugares del estado se llama corto, una medida más adecuada al txikiteo autóctono. Pero un día, no sabemos por qué, el zurito creció y la caña con él. No en todos los bares, que habría sido más llevadero, en unos sí y en otros no, en unos más y en otros menos, con lo cual vivimos una situación insostenible: Hay bares con cañas de medio litro de cerveza (más que un doble o que un barro, una pinta) y otros que mantienen los zuritos de poco más de 10 cc. No sabe uno a qué atenerse. La tendencia dominante es a que, lo que aquí nos están dando como zurito, en otros lugares sería considerado una caña y, lo que es más curioso, bien tirada. La caña vitoriana que se está imponiendo, por el contrario, es un vaso descomunal hasta arriba (una txopera) de cerveza, a ser posible sin espuma, ¡en el mismo bar del zurito anterior! En resumen, inseguridad jurídica, que es lo último que se desea cuando uno anda de cañas... o de zuritos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario